Sabines.

Sabines.
Aconteceres vitales

martes, 13 de noviembre de 2012

Nosotros

Somos aquellos que no cabemos en ninguna clasificación
Atendemos nuestros impulsos sin interrogantes ni reflexión alguna.
Antes de recibir el trancazo, ya hemos dado el zarpazo con la entrega de por medio.
No hemos tenido otra alternativa que respirar en el núcleo de otro mundo, que no contenga como principios   la violentaciòn .del espíritu inherente 
Respirar en la verdad que tuvimos que inventar para no tener que ver como el "sentido de las cosas" se le escurre al hombre entre las manos a cada instante 
Tuvimos que apretarle el cuello al destino para que le cediera el paso a nuestros sueños
Las manos no nos caben en las horas,nuestras inquietudes  màs inversomiles son más largas que las décadas,  más anchas que los años
Estamos desesperados, pero no resignados
Vivimos con plenitud la agonía propia , para no incendiar el infierno del otro
No nos basta esta tierra para unir los implacables cuerpos y penetrar las profundidades de un éxtasis sin tiempo
Nos desgarramos en la simetría de la vida prometeica antes de que nos devoren
Consideramos a aquella honestidad extinta como el mejor abrigo para el alma 
No regamos ni malbaratamos palabras  como ofertas en temporada 
procuramos desmenuzar al silencio para saber que tiene que decirnos
Nos reducimos al salvajismo más fino más humano para amar, y no queda vuelta atrás.
No nos interesa entender, y estamos apretados como nubes necias en tormenta
No nos sirven los discursos elocuentes, precisos, hipócritas  y bonitos, de esas bestias que desarman al que cree, que se comen vivo al que confía y ríe a carcajadas del que aún carga con su fe.
Queremos abrirle la puerta a la gravedad de la locura y derrumbar el ejercito de soledades y sombras inexorables y rotas.
Hemos de morir en el sacrificio de un amor funesto , o en el grito inminente del aire que pronto asfixiara nuestra espera.       

"Nunca digas que es tuya la tiniebla,no te bebas de un sorbo la alegría.Mira a tu alrededor: hay otro, siempre hay otro.Lo que él respira es lo que a ti te asfixia,lo que come es tu hambre.Muere con la mitad más pura de tu muerte.R.Castellanos.